231 Fotos del Real

domingo, 22 de noviembre de 2015

Provincia de Toledo (Entre "El Ocaso" y "El Amanecer" - in Memory París 13 Nov 15)








Si en cada "Atardecer" aparece el "ocaso" y nos viene la oscuridad...

En cada "Amanecer"... hay igualmente, siempre luz...



La luz de una vela blanca...



La vela encendida,
aquella que tus manos sostubieron una vez,
es aquella que me guia en los obscuros paisajes,
en los caminos de la tristeza,
en los caminos de la soledad......

(Rikii)












El "ocaso" nos llega entre sombras...







Cuando haya muerto, llórame tan sólo
mientras escuches la campana triste,
anunciadora al mundo de mi fuga
del mundo vil hacia el gusano infame.

Y no evoques, si lees esta rima,
la mano que la escribe, pues te quiero
tanto que hasta tu olvido prefiriera
a saber que te amarga mi memoria.

Pero si acaso miras estos versos
cuando del barro nada me separe,
ni siquiera mi pobre nombre digas
y que tu amor conmigo se marchite,

para que el sabio en tu llorar no indague
y se burle de ti por el ausente.



http://poemas.yavendras.com/de-muerte.php














Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
-esta muerte que nos acompaña
de la mañana a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un vicio absurdo-. Tus ojos
serán una vana palabra,
un grito acallado, un silencio.

Así los ves cada mañana
cuando sola sobre ti misma te inclinas
en el espejo. Oh querida esperanza,
también ese día sabremos nosotros
que eres la vida y eres la nada.

Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como abandonar un vicio,
como contemplar en el espejo
el resurgir de un rostro muerto,
como escuchar unos labios cerrados.
Mudos, descenderemos en el remolino. 

Cesare Pavese


http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-98849
























Se acabó, digo, y me alejo de la iglesia, 
rehusando la rígida procesión hacia la sepultura, 
dejando a los muertos viajar solos en el coche fúnebre. 
Es junio. Estoy cansada de ser valiente. 
Conducimos hasta el Cabo. Crezco 
por donde el sol se derrama desde el cielo, 
por donde el mar se mece como una cancela 
y nos emocionamos. Es en otro país donde muere la gente. 
Querido, el viento se desploma como piedras 
desde la bondadosa agua y cuando nos tocamos 
nos penetramos por completo. Nadie está solo. 
Los hombres matan por ello, o por cosas así. 
¿Y qué ocurre con los muertos? Yacen sin zapatos 
en sus barcas de piedra. Son más parecidos a la piedra 
de lo que lo sería el mar si se detuviera. Rehúsan 
ser bendecidos, garganta, ojo y nudillo.

http://poemas.yavendras.com/de-muerte.php








Una cruz en el ocaso...




En la cruz está la vida

En la cruz está la vida
y el consuelo,
y ella sola es el camino
para el cielo.

Santa Teresa de Ávila






 Llama eterna en el cielo...






LA LLAMA

Comienzo a escribir y también la escritura
llora, porque respira y quema, porque pasa.
Qué gran gozo sentirme
yo mismo esa palabra que va ardiendo.
(Porque yo también ardo y también paso.)

Contemplo una llama muy quieta en la penumbra
de suaves jardines,
a la orilla de un mar calmo y antiguo,
y me voy encendiendo con la dicha
de saber que no existe otra verdad
que no sea esa llama, es decir,
la del amor que es don y que es condena.

Son llamas las palabras y son llamas los ojos,
que lloran sin llorar por el ser que yo fui
(aquel fuego cansado que temblaba
junto a otros jardines de otro mar)
y por el ser que ahora está mirando
fijamente una llama,
y que es, en soledad, la llama más gozosa.


Antonio Colinas

















  















 Luna que empiezas a brillar...






LA LUNA
Ya nadie mira a la luna,
la luna ya no es de nadie;
ya no la cubren de besos,
ya no la bañan con sangre.

Ni ya le escriben poemas,
ni ya le clavan puñales;
ya no hay tragedias de amores,
ya no hay amor, no hay amantes.

Ya pasa sola la luna,
ya pasa sola, sin nadie;
ya no amontona secretos
ni alumbra sueños, como antes.

¿Adónde fuisteis, poetas,
adónde fuisteis, amantes,
que la dejásteis sin versos,
que sin amor la dejásteis?

Mariano Estrada


















Tiempo entre tinieblas...




En las Tinieblas húmedas

En las alas oscuras de la racha cortante
me das, al mismo tiempo, una pena y un goce:
algo como la helada virtud de un seno blando,
algo en que se confunden el cordial refrigerio
y el glacial desamparo de un lecho de doncella.

He aquí que en la impensada tiniebla de la muda
ciudad, eres un lampo ante las fauces lóbregas
de mi apetito: he aquí que en la húmeda tiniebla
de la lluvia, trasciendes a candor como un lino
recién lavado, y hueles, como él, a cosa casa;
he aquí que entre las sombras regando estás la esencia
del pañolín de lágrimas de alguna buena novia.

Me embozo en la tupida oscuridad, y pienso
para ti estos renglones, cuya rima recóndita
has de advertir en una pronta adivinación
porque son como pétalos nocturnos, que te llevan
un mensaje de un singular clarosfrío;
y en las tinieblas húmedas me recojo, y te mando
estas sílabas frágiles, en tropel, como ráfaga
de misterio, al umbral de tu espíritu en vela.

Toda tú te deshaces sobre mí como una
escarcha, y el traslúcido meteoro prolóngase
fuera del tiempo; y suenan tus palabras remotas
dentro de mí, con esa intensidad quimérica
de un reloj descompuesto que da horas y horas
en una cámara destartalada...



Ramón López Velarde












Una luz de esperanza...





No hay pura luz


No hay pura luz
ni sombra en los recuerdos:
éstos se hicieron cárdena ceniza
o pavimento sucio
de calle atravesada por los pies de las gentes
que sin cesar salía y entraba en el mercado.

Y hay otros: los recuerdos buscando aún qué morder
como dientes de fiera no saciada.
Buscan, roen el hueso último devoran
este largo silencio de lo que quedó atrás.

Y todo quedó atrás, noche y aurora,
el día suspendido como un puente entre sombras,
las ciudades, los puertos del amor y el rencor,
como si al almacén la guerra hubiera entrado
llevándose una a una todas las mercancías
hasta que a los vacíos anaqueles
llegue el viento a través de las puertas deshechas
y haga bailar los ojos del olvido.


Pablo Neruda







Ocaso y amanecer (París 13 noviembre 2015)

https://youtu.be/TOW8lvVAEZY







In Memory Paris november 13, 2015








No hay comentarios:

Publicar un comentario