231 Fotos del Real

jueves, 3 de julio de 2014

Ocaña (Toledo) - Guía para conocer lugares con "encanto"




Fotografía Satélite de Ocaña (Visor SigPac)



Toponimia

El término "Ocaña" parece ser que tiene la base olca- de origen celtibérico con el significado de 'campo fértil, vega', con la probable evolución siguiente: Olcania > Ocania < Ocaña. Existen no obstante otras teorías, como la de Nieto Ballester, quien afirma que Ocaña es un término prerromano, de aspecto indoeuropeo, pero no celta. Por otro lado, Menéndez Pidal cita el nombre de Ocaña para apoyar su tesis del sustrato ligur en la península Ibérica.

La motivación inicial del nombre podría estar en el antiguo pueblo céltico de los olcades, de tal forma que Ocaña bien pudo ser un nombre derivado con el que se designaría cierto territorio de este pueblo prerromano. También pudo ser de origen celtíbero, si es que hay que identificarla con la antigua Alces (a través de *Alcanea), por lo general identificada con Alcázar de San Juan (Ciudad Real).


Entrada a Ocaña


Ocaña es monumental, grande, artística y tremendamente turística.. Un pueblo cargado de historia en cada rincón de sus calles y que te va a sorprender enormemente.

Aquí no valen las prisas, y recomendamos que camines tranquilo por sus calles, porque encontrarás vistas "mágicas" de todo cuanto te rodea...

Podría compararse si cabe, con Toledo y Talavera de la Reina en cuanto a su riqueza cultural.
Aquí te mostramos algunos ejemplos más representativos...


¡ALTAMENTE RECOMENDABLE....!





Ayuntamiento de Ocaña


Con un poco de imaginación podría parecerse a la Puerta del Sol de Madrid. La Plaza Mayor por su parte podría asemejarse también a la de Madrid.









ROTONDAS ARTÍSTICAS EN OCAÑA


Semana Santa (Rotonda)


Una de las cosas que también sorprenden al viajero y al turista, son sus cuidadas rotondas llenas de sentimiento y arte. Un verdadero placer para los ojos...





Escudo de Ocaña (Rotonda)



Botijo y Alfarero (Rotonda junto a la Cárcel de Ocaña)






Esta rotonda se encuentra junto al edificio de la cárcel de Ocaña. 


Geografía

El municipio se encuentra situado «al extremo N. de la llanura llamada Mesa de Ocaña, desde la cual se descubren muchos pueblos de la comarca».

 Linda con los términos municipales de Aranjuez al noroeste en la provincia de Madrid, Ontígola al norte, Noblejas al este, Villatobas al sureste, Dosbarrios, Cabañas de Yepes y Huerta de Valdecarábanos al sur y Yepes y Ciruelos al oeste, en la de Toledo.

Al norte, con dirección a Ontígola, nacen los arroyos de la Vega y del Hollo del Moro y al oeste Barranco de Ocañuela, afluente del arroyo del Corralejo.


Convento de los Padres Dominicos



En un solar propiedad de doña Leonor de Tobar y un trozo de terreno cedido por la reina doña Juana (madre del Emperador Carlos V) lindante con la antigua muralla se empezó a construir este Convento (en un principio denominado del Rosario), terminándose las obras en el año 1542. 

Puso su primera piedra el Príncipe don Felipe, que por aquel entonces residía en Ocaña y donde pasaría gran parte de su niñez. Es claustro es de planta rectangular con dos alturas y escalera en los ángulos noreste y suroeste cubiertos de artesonados con tirantes y reforzadas las esquinas.









Historia

Ocaña es hoy un bello conjunto monumental, que pierde sus orígenes en el periodo prehistórico del Paleolítico medio-superior, según nos han mostrado los yacimientos estudiados en toda la zona. Algunos historiadores ven en esta villa la antigua Vicus Cuminarius romana.

Edad Media

El principal núcleo habitado de toda esta zona de la vega del Tajo en la antigüedad, desde época prehistórica a la islámica, fue el enclave de Aurelia, la actual Oreja en Ontígola. Dependiendo de ella, se encontraba la posición fortificada de Ocaña, dominando un barranco en el borde norte de la Mesa que lleva su nombre. Ocaña se encuentra entre las distintas poblaciones con las que el emir de Sevilla Ebn Abed dotó a su hija Zaida en 1082, cuando la dio en consorcio a Alfonso VI. Los árabes volvieron a adquirirla nuevamente, para poco después ser conquistada por Alfonso VI hacia el 1106. Algo más tarde también se conquistaría Oreja a los almorávides, pero, debido a su emplazamiento y a la escasez y poca calidad de su término, esta población entró en declive.

 A ello se añadió la cercanía de Ocaña, que poco a poco la fue desplazando al encontrarse en una posición más favorable. Su poblamiento se apoyó primeramente en el fuero de Oreja y en 1156 Alfonso VII le concede fuero. Más adelante, en 1173, el castillo y la villa de Ocaña pasaron a Téllo Pérez de Meneses y a su pariente, Pedro Gutiérrez, magnates de Tierra de Campos. Es a ellos a quien se debe en gran parte su repoblación. Poco después, en 1177 Téllo Pérez dona a la Orden de Calatrava la cuarta parte de Ocaña: «... quarta parte de tota occania...».

A finales del siglo XII pasó ya a ser dominio de la Orden de Santiago, cuando la población llegó a su máximo esplendor, pasando a ser una importante encomienda, que alcanzaba desde esta villa a Zorita y Uclés. Con posterioridad, fue desplazando en importancia a esta última, que era la sede maestral.

Fue escenario de grandes acontecimientos como las cortes celebradas por Juan II y su hijo Enrique IV en los años 1422 y 1468/1469 respectivamente. Fue lugar de refugio de Isabel la Católica, exiliada de la Corte de su hermanastro Enrique IV; y donde encontró, en los caballeros ocañenses Gonzalo Chacón y Diego Gutiérrez de Cárdenas, Comendador de Santiago, a sus mayores valedores. Posteriormente, siendo ya Isabel reina, ambos gozaron de amplia influencia en la Corte. En 1499, los Reyes Católicos juraron a su nieto Miguel en la desaparecida Iglesia de San Pedro.

Edad Moderna

Como estancia de reyes, acogió a Juana I de Castilla y Felipe El Hermoso, y a su nieto Felipe, siendo lugar de recuperación para éste en su infancia. En 1710, durante la Guerra de Sucesión Española, se produjo un hecho de armas. José Vallejo, al frente de una partida de tropas castellanas, sorprendió en esta villa a un regimiento portugués.

En la Guerra de la Independencia Española (1809), tuvo lugar la conocida como batalla de Ocaña, en la que las tropas del general Aréizaga perdieron frente a las francesas al mando del Mariscal Soult, dejándoles vía libre a La Mancha.

A mediados del siglo XIX tenía 1.000 casas y el presupuesto municipal ascendía a 68.073 reales de los cuales 8.000 eran para pagar al secretario.
Durante la Guerra Civil Española, fue capital de la Provincia de Toledo.


Farola


En 1987 se ubica en el centro de la Plaza Mayor una enorme farola, obra del hijo de Ocaña, Don Luis Suárez. Esta bella pieza de forja, fue trasladada a las inmediaciones de la misma, un tiempo después.





Lugareños ilustres



Plaza Mayor




La Plaza Mayor de Ocaña (Toledo) es una plaza de porte barroco que se empezó a edificar en 1777 por mandato de Carlos III. Su planta es la de un paralelogramo de 55 x 52,5 metros, compuesta por 70 pilares de sillería almohadillada originarios de las canteras de Colmenar de Oreja, y sobre los que descansan arcos de medio punto de ladrillo, conformando pórticos o galerías por la construcción de dos alturas en las que hay balcones y buhardillas superiores.

Su fachada más larga la configuran 18 arcos y la más corta 17. La superficie de la plaza está pavimentada en cantos rodados formando grandes casetones. Su grandeza impone y hace evocar aquella célebre expresión: "Dónde está la ciudad de esta plaza".






Hubo otra plaza en un principio, aunque no tan regular, con pórticos soportados por pies de madera. En ella, en la antigüedad, tenían lugar las fiestas taurinas, de las que se hace alusión en la obra dramática "Peribáñez y el Comendador de Ocaña", de Lope de Vega. Fue marco de un sinfín de acontecimientos históricos, siendo las Justas y Torneos los más comunes festejados en ésta y que el rey Alfonso XI en 1332 dictara en esta Villa sus célebres Ordenanzas.

Al acceder desde la calle Mayor, se hallaba la Real Cárcel (esquina derecha de la fachada Este), así como la Picota o Rollo de Justicia (atributo jurisdiccional concedido en el transcurrir del siglo XII, al pasar Ocaña a la Orden Militar de Santiago).

Desde el siglo XVI existía un proyecto para levantar una gran plaza, pero no se inició hasta el siglo XVIII, concretamente, hasta el año (1782), durante el reinando de Carlos III y bajo las órdenes de Don Francisco Sánchez de Madrid. Se abordó en primer lugar el levantamiento de la fachada Oeste. Desde 1791 y una vez terminadas las fachadas Oeste, Norte y Sur, por este orden, permanecería la plaza sin concluir hasta que, en 1961, con motivo de la Coronación Canónica de Nuestra Señora Virgen de los Remedios (Patrona de Ocaña), se inaugura la fachada Este de la que hoy en día está considerada como la tercera Plaza Mayor de España.











Monumentos y lugares de interés

Son numerosos los monumentos y lugares de interés con los que cuenta la villa, sin embargo en la actualidad está incoado la declaración de Conjunto Histórico. Seguidamente se enumeran los principales.


Iglesia de San Juan Bautista






Edificio formado por tres naves con cinco tramos; el primero de los cuales se cubre con crucería ojival y el resto con bóvedas de arista.
Estilo: Mudéjar | Época: XIII | Bien de interés cultural










Torre y Arco de la Iglesia de San Martín




Es de planta cuadrada dividida en tres tramos. El primero y el segundo de mampostería.
Estilo: Renacentista | Época: XVI | Bien de interés cultural














Fuente Grande


Fotografía Satélite de Monumentos en Ocaña (Google Maps)





Monumental obra construida en el siglo XVI. De planta rectangular, se distinguen dos secciones: la fuente propiamente dicha y los lavaderos. El agua mana por 10 caños a un pilón de sillería dividido en compartimentos. Fue declarada Monumento Nacional en 1976.














































Chimenea


De camino de la Fuente Grande hacia la Fuente Vieja, nos encontramos con esta vieja "mole" de ladrillo tan alta.
Esta chimenea pudo servir para producir cerámica, tejas, ladrillos o cualquier otro producto derivado, muchas décadas atrás...




Fuente Vieja


Por debajo de la Fuente Nueva o Grande, se alza ésta que desde siempre se ha conocido por la Fuente Vieja y de la que se sabe muy poco. 

En un antiquísimo documento se dice de ella que data de la decimoquinta centuria, aunque también en muchos de ellos se la cita afirmando que su origen es tan antiguo y remoto como el de la Villa. Su estructura se asemeja a la Fuente Grande en algunas cosas, como la captación de aguas por medio de una mina y la bajada en forma de rampa, pero sus proporciones son mucho menores.






















Ermita de Jesús de Cuevas





Destruida durante la Guerra de la Independencia, en 1820 se levantó otra ermita de nueva planta que fue inaugurada en 1825 empleándose materiales de la ermita arruinada de San Cristobal. Nuevamente destruida durante la Guerra Civil, fue reconstruida y abierta al culto en 1978.








Y a través de una pequeño mirador en la puerta, se puede ver el interior de esta bellísima ermita. Cuidada al máximo y llena de ornamentaciones.





Teatro Lope de Vega


Antiguo colegio de la Compañía de Jesús del siglo XVI. En 1832 la Sociedad Benéfico Dramática de Ocaña lo arrendó y construyó el teatro. Destacan la portada de piedra y la torre mudéjar.








  • En Ocaña falleció el protagonista de una de las elegías más famosas de la historia de la literatura, el maestre Rodrigo Manrique. Las Coplas a la muerte de su padre lo narran así:
Después de puesta la vida
tantas vezes por su ley
al tablero,
después de tan bien servida
la corona de su Rey
verdadero,
después de tanta hazaña
a que no puede bastar
cuenta cierta,
en la su villa de Ocaña
vino la Muerte a llamar
a su puerta.
  • En toda España hay 26.177 personas que se apellidan Ocaña, 13.032 como primer apellido, 13.029 como segundo, y 116 con ambos.
  • Algunos de sus monumentos fueron inspiración poética para Gustavo Adolfo Bécquer. Sobre el Rollo de Justicia escribió un artículo con el título "La picota de Ocaña", publicado en la revista La Ilustración de Madrid, en el que dice: "La picota, como cuestión de arte, es la horca elevada a monumento, la columna triunfal erigida en honor del verdugo." El artículo va acompañado con un grabado de Valeriano Bécquer.










Rollo de Justicia



De los mejores conservados y más bonitos de la Provincia de Toledo.




Asentado sobre un pedestal escalonado, es de piedra caliza formado en un haz de ocho columnas, en la parte central de los fustes y de los capiteles hay un grueso collarino decorado con perlas. Sobre el haz de columnas nace un pequeño templete, el remate del monumento fue sustituido por una cruz de hierro.
Estilo: Gótico | Época: XV  












Iglesia de Sta. Mª de la Asunción


Neoclásica del siglo XVII y restaurada en el siglo XIX. Era una antigua mezquita en sus orígenes. Sin duda, la iglesia más antigua de la villa. Se construyó sobre una antigua Torre de Homenaje, que existía en la villa en la época de la encomienda de Santiago. En la torre de la iglesia, aún se pueden apreciar restos del minarete de la mezquita. Hoy en día, es la única parroquia del pueblo, y en ella, podemos encontrar la capilla de Ntro. Padre Jesús Nazareno, patrón de Ocaña.
















Palacio de Don Gutierre de Cárdenas


A finales del siglo XV o inicios del XVI el poderoso e hijo de OcañaDon Diego Gutierre de Cárdenas (amigo leal de la Princesa Isabel, asesor de losReyes Católicos y Comendador Mayor de León en la Orden de Santiago), desposado con Doña Teresa Enríquez -la loca del Sacramento, por su amor a la Eucaristía- edificó este palacio de estilo ojival-mudéjar. 

Este considerable y afamado caballero era tronco del Ducado de Maqueda, del cual, el palacio, pasó por sucesión a ser posesión de los Señores de Colmenar, beneficiándose más tarde los Duques de Frías

El Duque Don José Bernardino Fernández de Velasco, en Madrid, el 6 de enero de 1862, traspasó el palacio a Don José Manuel de Goicoechea, a cuyo hijo, Don José, concernió hasta que éste lo traspasó al Ministerio de Justicia, el cual ejecutó una sustancial reforma que excedió de las 250.000 pesetas. Fue uno de los más bellos y dilatados edificios de Ocaña, morado frecuentemente por la realeza castellana en sus visitas a esta Villa.





En su fachada gótica y bajo un marco con aderezo de bolas, campea una gran "S" como las que se configuran en la bordura del escudo de los Cárdenas. Se trata este palacio de una planta rectangular de considerables dimensiones y su interior lo compone un hermoso patio rectangular compuesto por 18 pilares de piedra octogonales de estilo mudéjar, en cuyos capiteles se dejan ver las armas de la familia Cárdenas y Enríquez, así como las conchas de la Orden de Santiago. Cercando el patio se levantan cuatro anchas galerías, de las que derivan varias estancias.

A la planta superior se accede por una escalera de dos tramos cuyos escalones son de piedra berroqueña y de una pieza, así como su balaustrada que separa dichos tramos y que está acabada en un solo fragmento de pizarra de artísticos encajes y con dibujos y detalles góticos. En sus galerías se abren extensos salones, gabinetes y demás estancias, siendo las más destacadas las que ocupan la fachada principal. En la punta opuesta a ésta se localiza un gabinete con inscripción gótica y otro con mudéjar verdaderamente magníficos. Componen los dibujos de éste, hexágonos, que atravesándola en todas direcciones derivan en los lados de triángulos equiláteros, en cuyos interiores se corre un zócalo de madera sobre el cual se encuentra en relieve una atrayente inscripción árabe-cúfica, pero con adorno y estilo mudéjar. Este rótulo se constituye de 132 caracteres, siendo su traducción literal: ‘’NO HAY MÁS DIOS QUE ALÁ, MOHAMET ES SU MENSAJERO’’ (la transcripción fue desarrollada por Pascual de Gayangos y Arce).

Abundan en todo el palacio diversos y artísticos artesonados, así como decorados gótico-mudéjares que acicalan puertas y ventanas, pero sin duda alguna, lo que más resalta son las artísticas rejas -que defienden las ventanas del exterior que dan a la Plaza del Duque- por su fraguado en hierro con una estructura curiosa y complicada, que hace sean calificadas como singulares.
Actualmente, este Palacio, es el "Palacio de Justicia" de la Villa de Ocaña, conteniendo tanto los Juzgado de Primera Instancia como los de Instrucción.



Museo de Arqueología



Otras fotos de Ocaña






Gran lujo de detalles en esta fachada y también un gran escudo.



Entrada a una casa, con un recibidor lleno de detalles y al fondo un maravilloso patio.



PROGRAMA DE TV (Sobrevolando el Castillo de Monreal)

Castilla - La Mancha - Un paseo por las nubes - de la mesa de Ocaña a Toledo.

 Ocaña, Yepes, Huerta de Valdecarábanos, La Guardia, Villacañas, Tembleque, Mascaraque, Mora, Almonacid de Toledo, Toledo.




Fotos con música y con sonido "ambiental" de Ocaña




Ocaña (Toledo) - Pueblo con "encanto"

http://youtu.be/ELcZ9nnj7nQ


Ocaña (Toledo) - Plaza Mayor

http://youtu.be/1nJNWlSJz0I



Ocaña (Toledo) - Fuente Grande

http://youtu.be/e_Hi1jH8iWQ




ESTE PUEBLO FUE FOTOGRAFIADO (Por David M.R.), DENTRO DE LA RUTA DE PUEBLOS DE TOLEDO “CON ENCANTO”.


MI PASIÓN ES.... APOYAR TURÍSTICAMENTE A LOS PUEBLOS Y CIUDADES DE LA PROVINCIA DE TOLEDO Y PROMOCIONARLOS POR TODO EL MUNDO.....




Enlaces a textos consultados de este reportaje:





http://www.pueblos-espana.org/castilla+la+mancha/toledo/ocana/

http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_de_Don_Gutierre_de_C%C3%A1rdenas_(Oca%C3%B1a)

http://www.monumentalnet.org/castilla_la_mancha/toledo/ocana/info.php?cat=all










Síguenos también en Facebook 






Y en Pinterest
(Red social para compartir imágenes)







No hay comentarios:

Publicar un comentario